Frutas y hortalizas ¿Por qué son tan buenas para nuestra salud?

frutas y hortalizas

Frutas y hortalizas ¿Por qué son tan buenas para nuestra salud?

Todos sabemos que las frutas y hortalizas son importantes para nuestro organismo. Pero verdaderamente ¿sabemos por qué son tan buenas para nuestra salud? ¡Hoy te quitamos todas las dudas! Descubre todos los beneficios de estos alimentos.

Hay numerosos profesionales que confirman que las personas que consumen cotidianamente frutas y hortalizas gozan de una mejor salud que las personas que no lo hacen. El propio gobierno como ya sabemos, promociona y estimula el incremento del consumo de estos alimentos. Son beneficiosas contra el cáncer, enfermedades cardiovasculares y otras enfermedades.

Existen muchísimos estudios que indican los efectos protectores de las frutas y hortalizas. Por eso se recomienda consumir unas 6 raciones de estos alimentos al día. Disminuyen el riesgo de contraer enfermedades, debido a que contienen una serie de antioxidantes y potasio, que previenen enfermedades del sistema circulatorio y del corazón.

Dentro de la rueda de los alimentos, compuesta por 5 apartados (carne y pescado, frutas y hortalizas, lácteos, grasas y féculas), el más importante es el de las frutas y hortalizas. Está claro que debemos seguir una dieta equilibrada y combinada, pero tenemos que consumir una gran cantidad de estos alimentos tan saludables. Aunque haya que consumir “de todo”, la cantidad es diferente en cada uno. No se deben cometer excesos ya sean grasas o frutas.

¿Qué contienen las frutas y hortalizas que las hacen tan saludables?

Lo primero de todo es, que contienen las vitaminas y los minerales necesarios para que nuestro cuerpo permanezca sano.

Muchos de los compuestos que tienen nos ayudan a protegernos de enfermedades.

La vitamina C es el mejor ejemplo de compuesto que contienen las frutas y hortalizas, esencial para una buena salud. Aumenta la absorción de hierro, es antioxidante, protege nuestras células e interviene en la síntesis de colágeno.

Nuestro cuerpo necesita un consumo elevado de minerales y vitaminas para que nuestro metabolismo esté equilibrado y beneficie otras funciones corporales para el bienestar de nuestra salud.

Así podremos disfrutar de una calidad de vida óptima.

Vitaminas y minerales de las frutas y hortalizas.

Las vitaminas son las sustancias dentro de la dieta que nuestro cuerpo no puede sintetizar.

Son esenciales para los procesos metabólicos y la ausencia de vitaminas puede traer efectos negativos en la salud.

Las vitaminas hidrosolubles (vitamina B, C…) no se almacenan en el cuerpo, por lo que se deben consumir diariamente para mantener una buena salud. Sin embargo, las liposolubles (vitamina A, D, E, K…) se quedan almacenadas durante más tiempo dentro de nuestro organismo, por lo que este tipo de vitaminas no son necesarias consumirlas día a día.

  • La vitamina B es importante para la formación de células, como los glóbulos rojos y ayuda al buen funcionamiento intestinal. También previene la anemia y es esencial para el bebé durante el embarazo.
  • La vitamina C es antioxidante, protege las células y disminuye el riesgo de padecer cáncer. Importante para la salud bucal y para los huesos. Acelera el proceso de curación de múltiples heridas.
  • La vitamina A es importante para el funcionamiento normal de la retina del ojo. Previene los trastornos oculares, la ceguera nocturna y la xeroftalmia. También es beneficiosa para las funciones reproductoras y para mantener un tejido epitelial sano.
  • La vitamina K es necesaria para la coagulación de la sangre. Si hay ausencia de esta vitamina, se retrasa el proceso.

Antioxidantes de las frutas y hortalizas.

Las frutas y hortalizas son una fuente inmensa de antioxidantes. La vitamina A, C y E son buenos ejemplos de ello. Ayudan a reducir los infartos, la apoplejía y el cáncer. Los antioxidantes eliminan los radicales libres y protegen las células de un deterioro excesivo en el ADN.

Las enfermedades cardiovasculares son muy comunes actualmente y cada vez más. Cuando las arterias se obstruyen, pueden causar restricciones en el suministro de la sangre al corazón. El tabaco y unos niveles altos de colesterol por el exceso de grasas saturadas, pueden provocar estos problemas y pueden llegar a ser muy graves. Esto se puede prevenir con un consumo elevado de antioxidantes.

Otros factores de las frutas y hortalizas.

El potasio desempeña un papel muy importante en nuestro metabolismo. No tener el suficiente potasio en nuestro organismo puede conllevar un debilitamiento muscular, mal funciones cardiacas o confusiones mentales.  Las frutas y hortalizas contienen una gran cantidad de micronutrientes aconsejables para gozar de una buena salud.

La pectina es una fibra soluble que se suele encontrar en los cítricos, ralentizando la absorción del azúcar, eliminando toxinas y disminuyendo los lípidos en la sangre. Por otro lado, la fibra insoluble tiene mucha capacidad de retención de agua, ayudando al tránsito intestinal. También ayuda a proteger contra una serie de trastornos del tracto digestivo y es esencial para la dieta de los bebés al final de la lactancia.

Como conclusión, las frutas y hortalizas como hemos visto, constan de una serie de nutrientes que nos ayudan a proteger nuestro cuerpo, a equilibrarlo y a cuidarlo. Tienen una acción esencial protectora. Lo que comemos claramente afecta a nuestra salud, ya sea para bien o para mal. Por eso recomendamos comer mínimo 5 raciones de frutas y hortalizas cada día, ya que contienen muchos compuestos que nos ayudan a estar sanos y en forma. Incluye estos alimentos en tu dieta para obtener el máximo beneficio.

Otras entradas que pueden interesarte: “Beneficios de la fruta de hueso”.